La sala Noguera del Col·legi de Notaris de Catalunya
La sala Noguera del Col·legi de Notaris de Catalunya


La sala Noguera del Col·legi de Notaris de Catalunya
El Col·legi de Notaris de Catalunya, en la barcelonésa
calle del Notariado.

 

Misión

Desde el inicio de su actividad profesional en Barcelona y a lo largo de toda su vida, Raimon Noguera invirtió esfuerzos, tiempo y dinero en mostrar y demostrar el enorme valor histórico de los fondos notariales antiguos. Como notario, pero también como historiador, archivero y humanista, Noguera tenía pleno convencimiento de que esos documentos constituyen las principales fuentes para conocer la formación y evolución del derecho catalán a lo largo de los siglos.

La culminación de su labor en favor de la preservación, el estudio y la divulgación de ese patrimonio fue, sin duda, la creación de la Fundació Noguera. Desde sus comienzos en 1976, la actividad de la entidad no se ha detenido.

La Fundación trabaja siempre en estrecho contacto con la junta del Col·legi de Notaris de Catalunya, que generosamente acoge su sede.

La trayectoria y proyección de la Fundació Noguera han recibido el reconocimiento institucional: en el año 2000 le fué otorgada la Creu de Sant Jordi de la Generalitat de Catalunya.