Noguera, humanista y mecenas

Otro de los rasgos característicos de Raimon Noguera es su permanente interés por el estudio, la difusión y la conservación del patrimonio documental. Ya notario de Barcelona, pronto entra a formar parte de la comisión de Cultura de Colegio notarial, donde asume el cargo de notario archivero.

En 1936, cuando la guerra civil estalla, en plena efervescencia revolucionaria en Barcelona, Noguera protagoniza un episodio significativo: un grupo de anarquistas acude armado en el Colegio notarial para destruir el archivo de protocolos, que representa el testimonio escrito de la propiedad privada. Noguera les hace frente con arengas y les convence, finalmente, de no quemarlo.

Terminado el conflicto, es él quien se encargará de la organización del Archivo Histórico de Protocolos de Barcelona, lo primero que se ordena en España. Pero, sobre todo, es el responsable de abrir los archivos al público, ya que Noguera concibe el archivo como un hecho vivo y abierto de par en par a los investigadores. Para reunir los trabajos de investigación que se llevan a cabo, en 1948 funda la revista "Estudios Históricos y Documentos de los Archivos de Protocolos", que se viene editando hasta hoy día y es accesible desde esta página web.

Publica varios estudios sobre la historia del notariado, sobre los archivos de protocolos y el instrumento notarial. Además, tenemos sus estudios jurídicos, especialmente sobre instituciones económicas medievales catalanas, como la enfiteusis, las compañías mercantiles o las comandas marítimas.

Además de ser inspirador e impulsor de estudios relacionados con la documentación notarial, Noguera ejerce influencia sobre algunas obras de sus amigos intelectuales como Pierre Vilar o Jaume Vicens Vives. Se afirma, por ejemplo, que la "Noticia de Catalunya" de este último, fue inspirada por él.

Ya en la madurez, el interés permanente de Raimon Noguera en difundir el legado histórico catalán, -en algunos casos de alcance universal, como el Llibre del Consolat de Mar-, le lleva a actuar como mecenas: primero constituye el Fondo Noguera, dentro del Instituto d'Estudis Catalans, para impulsar y financiar la investigación en estos ámbitos, y finalmente, crea la Fundación Noguera.

 

 

Subir